Blogia
la vida es amagar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Misterios de la tecnología (I)

Misterios de la tecnología (I) La tecnología va a tal velocidad que es imposible ser el “hombre actualizado”. Y cuando lo intentas se te suele poner esa cara de tonto tan identificable. Es la cara de tonto del que se compra un móvil de 235 euros pensando que es el Fernando Alonso de la telefonía y se entera de que acaban de sacar uno igual, con más megapixeles, más memoria, más de todo… y más barato.

Pero en este mundo sigue habiendo agujeros fascinantes. Carencias no superadas. Nichos ocupados por ciertos aparatos hace mucho y que nadie nunca ha conseguido conquistar.

La cinta-casette-con-cable-colgando-para-el-coche es uno de esos milagros (y misterios) tecnológicos. Al principio era para conectar el discman. Ahora, si quieres escuchar tu ipod último modelo en el coche no te queda otra que tener la cinta-casette-con-cable-colgando-para-el-coche.

Yo creo que la primera que vi fue hace unos 10 años (yo qué sé). Hoy son exactamente iguales. Incluso en Apple, que son los que saben de esto, tienen una (en blanco, intentando hacer bonito lo feo).

A parte del misterio de que nunca nadie la haya superado, está el otro misterio: ¿cómo coño funciona esto? Es decir, ¿cómo puede ser que enganches tu ipod a un cable que va a una cinta (que no tiene cinta) y le des a play y eso suene? Yo no sé de esto, pero a mí (mentalmente) me da error.

Imagino que a alguien se le habrá ocurrido alguna vez poner una entrada de audio en los equipos de música de los coches pero, vete tú a saber por qué, ahí seguimos: metiendo una cinta de plástico para escuchar música digital.

Como diría Forges: Stupendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

8 comentarios

rubens -

Conociendo a la estrella internacional de la canción que es el sr. Miles, y conociendo su propensión natural a comprar mariconadas varias, seguro que tiene un móvil-iPod, donde suena "Europe is living a celebration" cuando llama alguien.

O no, Pacheco?

piter -

"el típico becario europeo".
sería gratísimo tener un retrato robot de tan reconocible personaje...
señor miles, está usted desarrollando la nueva e imperiosa necesidad de comprarse un ipod shuffle para el coche.

charly -

esto ha sido el típico becario europeo que se la ha metido doblada a los de apple.

Luk -

Miles, hay algo que no tengas?
Yo tampoco me explico cómo funciona este instrumento. Me sorprende que con lo pijos que son los de Apple, no hayan inventado otra historia menos retro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

rubens -

Yo con el spectrum tenía el el radiocassette medio jodido, así que tenía que tirarme los quince minutos que tardaba en cargar con los dedos apretando los cables que comunicaban el cassette con el spectrum 48k´s. Qué época. Game Over.

Y por cierto, Javi, en algún lugar de mi casa de Madrid tengo el jodido bicho del que hablas que nos compramos en el LoserTour'2003. Ese bicho jodió mi discman, pero como era regalo de empresa, y estaba en garantía, me dieron otro. Al loro con los casstttes con cable.

davismiles -

Faltaría más, soy orgulloso propietario de la cinta en cuestión (la blanca) y es una jena de la leche pero es lo que hay si quieres enchufar el ipod al coche. Que esa es otra, ahora tengo unas 900.000 canciones en el coche y como la cosa va por orden alfabético y me cansa darle a la manivela estoy todo el rato con Aguilé Luis. Y tan ricamente.

lorena -

- una señorita de movistar me dijo un día que no cargase el móvil en el coche, que se estropea con los "impulsos de energía". cuidado con lo que enchufáis.
- siempre que se sube alguien a mi coche se extraña por tener casette. a partir de ahora les diré que lo conservo para "colgar un ipod" -se dice así, no???-.
- supongo que esto es tan misterioso como cuando cargábamos los juegos del spectrum con casette. o como la PROTECCIÓN ANTISPAM BASADA EN LA PRUEBA DE TURING.

Erri-Berri -

Qué a gusto se escribe los domingos, ¿eh?

La cintica esa DA GRIMA VERLA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres