Blogia
la vida es amagar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Los chinos

Los chinos Dejando a un lado la posibilidad de que nos invadan en los próximos 10 años y acabemos trabajando todos para ellos, quiero romper una lanza (o algo) a favor de los chinos. Y cuando digo los chinos me refiero a las tiendas de los chinos.

Las tiendas de los chinos tienen 4 características básicas que las hacen únicas y por las cuales reconoceréis que estáis en una tienda de chinos:

1) No tiene nombre. Es decir, suele tener un letrero que pone “alimentación” o incluso “tienda”. Pero nunca “Ultramarinos Chou”, por ejemplo.

2) Te atiende un chino. Esto es así. Las tiendas de chinos las regentan chinos. Y si la tienda lleva poco tiempo abierta, la regenta un chino que no habla castellano.

3) Está abierta. Este fue uno de los elementos clave que les hizo diferenciarse de la competencia y les lanzó al éxito.

4) Lo tienen. Quiero decir que busques lo que busques, lo tienen. Y lo que más me fascina: si no lo tienen, lo tendrán. Por ejemplo, cuando abrió el chino de enfrente de mi casa (regentado por un chino que no hablaba castellano) pedí “beicon”. El chino, que acababa de venir de China, no tenía ni puta de idea de qué coño le estaba hablando. Y menos cuando le dije “panceta”. A los dos días tenía 17 paquetes expuestos de beicon Campofrío envasado al vacío.

Yo no sé si China está llena de tiendas de chinos pero en España, en estos momentos, tener una tienda de chinos a menos de dos manzanas de tu casa es un valor inmobiliario muy por encima de las bocas de metro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

10 comentarios

javi -

Bueno, es que el HUMOR AMARILLO ya sabemos todos cómo es...
Qué recuerdos. Ese programa se merece un post.

piter -

es divertido ver al paki diciéndole de todo a la chica que va delante de ti en la caja... y, al mirarte, justificarse diciendo que está en pleno ramadán y se muere de hambre.

ese sentido del humor no lo tienen los chinos...

p.d. la chica siempre se va sonriendo.

rubens -

Joder, aquí ocurre una cosa, y es que no hay chinos, pero el concepto fue explotado anteriormente por los pakis. Y coinciden en un porcentaje importante, con la salvedad de que las salchichas son de pollo y las pizzas margaritas o 4 quesos. Los chinos no tienen prohibiciones religiosas, los pakis sí.

Luk -

Lorena, dónde es el festi de jazz ese?
Tengo un problema: No me gustan los chinos.

lorena -

...yo sólo te digo lo mismo que el sábado: AGRESIVIDAZZZ.

si es "por bien, javi, es por bien".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

javi -

Pues no sé, Lorena, voy a ver si manejo el proxy del blog para que los post salgan bien, ya que el html de la interfaz es directamente proporcional al javascript del campo unicode. O sugieres otra cosa?

lorena -

javi, insisto, tu blog VA MAL: hace repeticiones como una moviola, tarda un huevo en cargar y a mí me ha sacado como ANÓNIMA. es un poco como las BOLSAS de los chinos, o qué? no se puede hacer nada?

Erri-Berri -

Y otro día hablamos de esas BOLSAS de los chinos...

Anónimo -

creo que nos faltan algunas características:
-están regentadas por familias. digamos que vienen a ser como los pantoja en 'cantora', los hilton con sus hoteles o los bardem y su bareto... pero a saco: los chinos están siempre allí.
-te venden alcohol más tarde de las 10 de la noche (aunque envuelto en 20 bolsas para que no se vea).
-cuando se sueltan con el castellano y te conocen, te fían la cuenta.

sólo les falta sacar la típica tarjeta VIPS, pero de chinos. la llevaría muy a gusto al lado de la de 'el corte inglés'. alguna agencia debería estudiar ese lanzamiento y fidelización.

charly -

A mí una vez el chino de delante de la casa de javi me abrió la tienda justo cuando la acababa de cerrar para venderme una bolsa de hielos.

Es una cuestión de actitud.Eso sí, siendo europeo no puedes ser chino en la puta vida, mientras que siendo chino, sí puedes acabar mandando a tomar por culo a uno que viene a por hielos, vamos, por favor!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres